Vamos a jugar al amor

Eres más complicada que una partida de ajedrez.

Por las noches nos juramos, nos tomamos, nos prometemos para después, con el canto del sol, devolvernos a la individualidad.

He llegado a la conclusión que lo nuestro es un juego, porque así nos conviene a las dos.

Y si acaso la verdad nos pilla a la vuelta de la esquina, vamos a inventarnos, a pullirnos, a dejarnos ser.

Vamos a abandonarnos en la costilla de la otra y encontrarnos al anochecer.

Vamos a jugar al amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: