Versos para Lisa parte I

Lisa. Mi Lisa…

Lisa, es una chica muy tímida, sus mejillas se vuelven rojas cada vez que le digo que la aprecio.

Sus ojos siempre me miran con curiosidad como queriendo descubrir en mi interior todo lo que soy, pero ella sabe bien que con ella me dejo ser, no hay sombras ni dudas, no hay laberintos ni crucigramas por resolver. Todo está en su lugar.

Lisa es mi inspiración. Cuando me levanto por las mañanas y me preparo el té de ginseng rojo, la observo y me río porque ella está cantando y bailando parte de su ritual matutino, ese que al principio me incomodaba y hoy ya no podría acostumbrame al silencio.

Me alegra mucho comenzar así todos mis días, con ella presente.

Lisa no sabe que le escribo versos, pero sabe del gran amor que le tengo. Un amor que no puedo explicar ni describir, porque es único y nadie más entendería.

Lisa misma es un verso de mañana y una caricia nocturna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: